lunes, 22 de junio de 2009

Apagón en los medios sobre los foros de debate

Los números de los foros de debate del proyecto de Ley de Servicios Audiovisuales:
  • 23 foros en 20 ciudades del país.
  • 10.000 participantes.1000 aportes como mínimo a la propuesta del proyecto.
  • decenas de autoridades provinciales presentes
  • decenas de diputados y senadores nacionales presentes.
  • una veintena de rectores y decanos de universidades nacionales.
  • cientos de representantes de organizaciones sindicales, del sector empresarial, de radiodifusores con y sin fines de lucro, de cooperativas de servicios públicos, de los pueblos originarios, de la cuestión de género, de la problemática de las personas con discapacidad, de agrupaciones políticas, estudiantiles y sociales.
Un dato significativo:
  • luego de 23 encuentros en todo el país no se dedicó una sola línea o un solo minuto de radio y televisión a la discusión sobre la Ley de Medios.
Dice Gustavo Bulla, Director del Comfer:
"los medios de comunicación tienen todo el derecho a expresar sus opiniones sobre la realidad social de manera ilimitada. La libertad de expresión consagrada por nuestra Constitución Nacional y por los tratados internacionales incororados por ella así lo avalan." ..."A lo que no tienen derecho los grandes medios de comunicación es a desinformar a la ciudadanía."..."Si alguien no había entendido qué es eso de la construcción del relato, pues bien, aquí hay un ejemplo magnífico. Los principales medios de comunicación de nuestro país, los más concentrados, los que tienen posiciones oligopólicas y hasta monopólicas en varias ramas de la actividad y regiones del país, han decidido -priorizando sus intereses más inmediatos por sobre el derecho a la información de la ciudadanía- excluir el debate sobre el proyecto de ley de la agenda periodística, tratando así de que de eso no se hable."
"Los medios no son espejos que reflejan la realidad, construyen relatos parciales sobre ella. la omisión de cuestiones trascendentes deja el truco al descubierto."
La realidad que se omite es la que muestra el alto grado de participación popular en el debate del proyecto. Esa participación muestra el espíritu con el que fue pensado: una construcción reflexionada, debatida y consensuada de abajo hacia arriba, un proyecto integrado por la opinión directa del pueblo argentino.
Luego, y en breve, vendrá la discusión en el Congreso Nacional. Los representantes del pueblo y de las provincias podrán trabajar con un instrumento que contiene las voces de miles de argentinos, tendrán un proyecto legitimado sobre el que debatir con amplitud. Seguramente el debate parlamentario será apasionante, el tema concita opiniones diversas y también fuertemente encontradas.
El Proyecto se vincula con aspectos estratégicos de la sociedad: la comunicación, la información, la libertad de pensamiento, la autonomía de los sujetos, la circulación de datos y la posibilidad de acceder a ellos, la educación, la inclusión social, la formación de ciudadanos. También con el rol del estado, de los empresarios vinculados con los medios de comunicación y de los roles respectivos referidos a los servicios de comunicación audiovisual. Y podemos continuar enumerando.
Del Congreso saldrá la mejor ley posible en esta coyuntura. La Ley que nos permitirá por fin acceder a la polifonía de voces, a la diversidad de pensamientos, a la democratización del acceso a los medios. La que sin dudas mejorará la calidad democrática sólo con desembarazarnos de la Ley de Radiodifusión, herencia increíblemente sobreviviente de la última dictadura militar.
Prof. Mabel Maidana
Co-Coordinadora
Comisión Medios Audiovisuales
en Carta Abierta
*Los datos y el entrecomillado pertenecen al artículo publicado en Sur, 21-06-09, autoría de Gustavo Bulla, Director del Comfer.

1 comentario:

Ernesto dijo...

Compañeras y compañeros,
¿Y si vamos todos a esperar a la Presidenta Coraje, el día que regrese de su misión, como dice la editorial de abajo?
Hagamos correr la propuesta sugerida en el último renglón de esta nota editorial. Permanezcamos todos en contacto.


La América Latina en rebeldía
*Jorge Giles
(Publicado el domingo 5 de Julio de 2009 en El Argentino)

Arde Honduras, territorio avasallado de América Latina.
Arde la democracia. Arde la memoria colectiva de los pueblos.
Como si no bastaran la sangre derramada, los centenares de miles de desaparecidos, los torturados, los asesinados, la república perdida.
Como si no bastara tanta vida trunca, los gorilas blindados, con sus tanquetas y metrallas, volvieron a través de Honduras para imponer sus oscuros propósitos.
Propósitos que nunca serán mejores y más dignos que los que defienden los pueblos.
Propósitos que son una mezcla sucia de dinero, de poder concentrado, de latifundio, de narcotráfico cruzándolos por el medio, de políticas militaristas y de ajustes neoliberales.
Un golpe militar, el pasado domingo, secuestró al presidente democrático Manuel Zelaya.
Lo pusieron en un avión y en plena madrugada lo expulsaron de Honduras.
La OEA, Organización de Estados Americanos, con la presidencia de su Asamblea a cargo del canciller argentino, Jorge Taiana, y la presencia de su Secretario General Miguel Insulza en el país centroamericano, buscó intensamente el dialogo pero se encontró con el fanatismo salvaje de los golpistas y la complicidad con ellos de políticos de derecha, altos jerarcas del poder judicial y de la iglesia católica.
Los golpistas y sus secuaces atrasaron 30 años el reloj de América. Es claramente un golpe contra los nuevos tiempos que corren en el continente y en el mundo. Pareciera ser incluso, un golpe contra Barack Obama, como sostienen algunos respetados analistas y dirigentes políticos.
La represión es brutal. La resistencia popular hondureña, ocupa legítimamente las calles de los pueblos y los campesinos llegan hasta Tegucigalpa para defender la democracia y a su legítimo Presidente.
Cristina, la Presidenta de todos los argentinos, está en el medio de la disputa. Con la misma actitud y coraje con que acudió el día que acorralaron a Evo Morales y la democracia boliviana y ella salió a empujar una urgente reunión de UNASUR para salvar a Bolivia del pasado oprobioso de los golpistas del fascismo local. Con esa misma pasión americana, hoy está junto al pueblo de Honduras.
En honor a su coraje y patriotismo latinoamericano, tendrían que ser muchos los argentinos que concurran a esperarla cuando regrese de Honduras.

(La nota continua)